¿Por qué estamos más tristes los días de lluvia?

Lluvia y tristezaLos ritmos circadianos, encargados del funcionamiento de los ciclos de sueño y vigilia, dependen de los cambios de iluminación y de unos mecanismos biológicos llamados “relojes internos” que se sincronizan cada mañana con la luz solar.

La energía del sol actúa incrementando la producción de serotonina, neurotransmisor que interviene en la activación de la conducta y el estado de ánimo positivo, y conlleva un aumento progresivo del bienestar y la felicidad. Esta absorción de energía da lugar a una mayor predisposición a realizar actividades, a sentirnos más alegres, más receptivos y más sociables; actuando como distractores y eludiendo en mayor medida los conflictos y los pensamientos negativos.

Los días invernales, en los que hay escasez de luz,  nuestros niveles de serotonina descienden, surgiendo sentimientos de nostalgia, apatía y tristeza.

Los meteorosensibles

Las condiciones climáticas no nos afectan a todos de la misma manera. Algunas personas son más sensibles a los cambios de tiempo. Los llamamos “meteorosensibles”, y es probable que tengan unas características de personalidad comunes que les predispongan a estos cambios de humor.

Depresión estacional

Incluso existe un trastorno psicológico relacionado, el Trastorno Afectivo Estacional: una patología relacionada con la depresión, que se caracteriza por cambios de humor intensos durante las épocas en las que hay poca luz solar.

Efectos del clima en el estado de ánimo

Son muchos los estudios científicos que han investigado la relación entre el clima y el estado de ánimo. Algunos de los hallazgos más relevantes, son los siguientes:

  • Estado de ánimo los días de luviaEl cerebro aumenta significativamente la producción de serotonina (neurotransmisor relacionado con el bienestar) cuando estamos expuestos a iluminación intensa (tanto natural como artificial).
  • Los niveles altos de humedad dificultan la concentración y aumentan la fatiga y la somnolencia.
  • En personas deprimidas, una baja exposición solar da lugar a un deterioro de las funciones cognitivas, como la memoria y la concentración.
  • Los índices de consultas por depresión son más elevados en países nórdicos o lluviosos y menores en los lugares tropicales.
  • Recibir un mínimo de 30 minutos de sol diario facilita el control de las adicciones y la superación de hábitos negativos.

Sin embargo, no debemos dejar que nuestro estado de ánimo dependa de un día de lluvia, y aunque nos resulte más dificultoso, en la medida de lo posible no debemos cambiar nuestros planes por una climatología adversa. Cuanto más tiempo permanecemos encerrados en casa, más pensamos  en los problemas y preocupaciones.

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Wordpress SEO Plugin by SEOPressor