La música generadora de bienestar

Los beneficios de la música     Hace unos días se hacía público que la canción “Viva La Vida“, de Coldplay, es la melodía ideal para escuchar al despertar. Esta es la conclusión de un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Cambridge, que asociados con la plataforma musical Spotify, afirman que la energía positiva y el sólido dinamismo de este tema puede ayudarnos a despertar, llenarnos de energía y afrontar el resto del día con mayor optimismo.

     Pero son muchos los estudios científicos que muestran que escuchar música mejora el bienestar mental y aumenta la salud física.

Investigaciones científicas sobre la música

Estos son algunos de los hallazgos más relevantes:

  • Al escuchar la música que nos gusta, nuestro cerebro libera dopamina, un neurotransmisor asociado al placer que da lugar a emociones como la felicidad y la alegría.
  • La música reduce el estrés y mejora la salud, pues da lugar a una disminución de los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y a la mejora del funcionamiento del sistema inmunológico.
  • La “música suave”, junto a una iluminación tenue, se asocian a una reducción del apetito y a un incremento de la satisfacción.
  • Escuchar música relajante antes de la cirugía disminuye la ansiedad en mayor medida que algunos fármacos habitualmente administrados como medida preoperatoria.
  • La música puede ayudar a interiorizar y recordar mejor la información aprendida.
  • La musicoterapia puede reducir el dolor en pacientes con cáncer y receptores de cuidados intensivos de forma superior a los tratamientos estándar.
  • La participación musical activa (cantar, bailar o componer) amplifica los efectos beneficiosos de la música, al compararlos con los obtenidos de la escucha pasiva.
  • Escuchar música clásica o relajante durante 45 minutos antes de dormir, ayuda a combatir el insomnio, permitiendo conciliar el sueño con mayor facilidad.

MusicoterapiaMusicoterapia casera

     Por todo ello, parece recomendable que la próxima vez que tu estado de ánimo necesite un impulso, escuches tus canciones favoritas (15 minutos son suficientes); cuando necesites mantener la calma durante un día estresante, pongas algo de música clásica; y para obtener los máximos beneficios de la musicoterapia, asegúrate de cantar o moverte al ritmo de la melodía.

     Y es que como decía William James, considerado uno de los padres de la psicología, “no canto porque estoy feliz, soy feliz porque canto”.

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*