¿Conoces el efecto Forer?

Efecto Forer

En 1948, un profesor de psicología clínica (Bertram R. Forer) realizó un experimento con sus alumnos, dando lugar a lo que hoy conocemos como “efecto Forer”.

Descubrimiento del efecto Forer

El experimento realizado por este profesor fue el siguiente:

Forer entregó un test de personalidad a sus alumnos para que lo cumplimentasen individualmente. Posteriormente, entregó a cada estudiante el resultado del “análisis personalizado” tras la corrección de su test de personalidad. Por último, los estudiantes debían evaluar, en una escala de 0 (muy pobre) a 5 (excelente), cómo se aproximaba el resultado proporcionado por el profesor, a la propia interpretación de su personalidad.

El resultado promedio fue de 4,26; es decir, la gran mayoría de estudiantes estaban muy de acuerdo con su análisis de personalidad.

Sin embargo, lo que Forer había entregado a sus alumnos no era un análisis personalizado, sino que a todos les entregó un mismo texto, obtenido de una columna de astrología de un periódico local.

El texto entregado a cada alumno fue el siguiente:

“Tienes la necesidad de ser aceptado por los demás y buscas que te admiren; sin embargo, tiendes a ser muy crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad, generalmente logras compensarlas. Tienes una capacidad increíble que no has convertido en tu ventaja. Disciplinado y con autocontrol en el exterior, tiendes a preocuparte y ser inseguro en tu interior. A veces tienes grandes dudas sobre si has tomado la decisión correcta o si has hecho lo adecuado. Prefieres cierta cantidad de cambio y variedad, y te sientes insatisfecho cuando te acorralan las restricciones y limitaciones. También te enorgulleces de ser un pensador independiente, no aceptas lo que digan los demás sin pruebas satisfactorias. Pero has descubierto que es poco sabio ser muy franco y revelarte a ti mismo ante los otros. A veces eres extrovertido, afable y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertido y reservado. Algunas de tus expectativas pueden ser un tanto irreales.”

Este experimento de los años 40 ha sido repetido en multitud de ocasiones desde entonces, dando lugar a resultados que siempre se encuentran alrededor de 4,2 o un 84% de precisión en la valoración.

Falacia de validación personal

Podríamos definir el efecto Forer, también llamado falacia de validación personal, como la tendencia a aceptar una descripción de la personalidad como propia y muy precisa cuando en realidad podría aplicarse a muchas personas.

Para explicar este fenómeno, se alude a la tendencia humana al pensamiento esperanzador, la ilusión y la predisposición a aceptar descripciones sobre nosotros mismos basándonos más en el deseo de que sean ciertas que en su objetividad.

La descripción de la personalidad utilizada por este psicólogo con sus alumnos, vaga e imprecisa, podría explicar la pervivencia de seguidores del horóscopo, videntes y tarotistas.

Comment ( 1 )

  1. ReplyNacho
    Pues sí, yo sí que lo conocía. Pero sólo conocía las conclusiones y las aplicaba como "Cuando alguien ve algo que es muy indefinido, las personas tienden a aplicárselo a si mismas". No conocía la "historia original" :D Muy interesante!

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Wordpress SEO Plugin by SEOPressor